Hemos hablado ya antes de la luna y sus fases, en este post http://cuartoparalaluna.com/la-luna/ahora, para Mamá Artesanal vamos a compartirles el Método Jonas  que trata sobre la luna y la fertilidad.

Lo que a mi me apasiona es voltear al cielo buscando respuestas y he encontrado en la astrología muchos datos interesantes, sin hablar de que me parece hermosa y acertiva.   La astrología es una forma de sabiduría ancestral basada en la observación. Ha sido utilizada de muchas maneras (buenas y malas) pero siempre van a brillar más las buenas. Cuando se trata de reconocernos, de aprender y de internarnos en este camino de conocimiento interior para crecer, romper patrones y superarnos a nosotros mismos.   A través de la carta astral vemos aspectos de personalidad, cómo te ven los demás, cual es tu misión de vida y de dónde venias antes de ser quien eres, también nos marca características de tus padres y hermanos y vivencias de la infancia, manera de ganar el dinero, asuntos karmáticos y demás, hay un sinfín de posibilidades infinitas que podemos ver a través de la astrología, es por eso que yo me enamoro cada vez mas de ella… pero esta técnica me ha dejado más que impactada.

Hablamos de que la luna rige nuestras emociones. Es cambiante, nerviosita e inestable. Es quien representa nuestros patrones básicos y sentimientos en general especialmente sentimientos familiares.  La luna representa el primer alimento y la manera en la que nos alimentamos.  A través de la luna conocemos la relación con nuestra madre, la luna es nuestra alma, la mujer, la fertilidad y la maternidad, además marca la herencia genética y las memorias celulares. Cuando hablamos de la luna hablamos del hogar, tradiciones familiares y la Patria, nuestros hábitos y la vida cotidiana. Es dueña de todo lo fantástico y de las fuerzas de la naturaleza.

A través de ella existe una gran influencia sobre las mareas y como nuestro cuerpo está formado del 75% de líquidos siempre tiene un gran efecto en nosotros, en nuestros estados de ánimo.

Desde las épocas ancestrales las fases de la luna se tomaban como punto de referencia para saber cuando sembrar, cuando cosechar, cuando pescar y aún ahora, se toma en cuenta a la luna para todos los ciclos.

Existe el método Jonas basado en las fases de la luna. El Dr. Ginecólogo y astrólogo Eugen Jonas nominado dos veces para premio nobel descubrió hace ya más de 50 años un método alternativo para la fertilidad. El afirma con certeza que las mujeres no solo ovulan cada dia 15 de su ciclo, también se produce una ovulación espontánea al momento del mes en el que la Luna y el Sol repiten el mismo ángulo que forman en su carta natal.  Qué maravilla!! Me sonó bastante fácil al principio pero vamos viéndolo con calma….

Si el día que tu naciste, fue en luna menguante, suponiendo que faltaban 2 días para que fuera luna nueva, (como es mi caso) entonces tu ovulación espontánea sería cada mes cuando la luna se encuentre en la fase de menguante cuando falten 2 días para que ésta se una al sol. Por lo tanto, tendrías que tener relaciones 3 días antes de que suceda el aspecto. De eso es el tema, de tener relaciones un día antes a que el aspecto entre la luna y el sol repita el patrón de tu carta astral.

Pero eso no es todo… El Doctor Jonas a través de la observación, descubrió que depende del signo zodiacal en el que esté la luna a la hora de la concepción cuando tienes esta ovulación espontánea será el sexo del bebé.  Y volvemos al ejemplo para hacerlo más claro:

Si la ovulación espontánea la tuviste 2 días antes de la luna nueva y la luna el día de la concepción estaba en signo femenino (Tauro, Cáncer, Virgo, Escorpio, Capricornio o Piscis) entonces procreas una niña, si por el contrario, ese día la luna transitaba por un signo masculino (Aries, Géminis, Leo, Libra, Sagitario, Acuario) entonces, niño será.

De manera personal yo tengo 3 hijos, y tuve 2 abortos espontáneos, muy difíciles en aquel momento, de mi primer embarazo logrado a mi segundo, pasaron 5 años y probé un sinfín de métodos hasta que di con el adecuado para mi y pude embarazarme, fue tal el estrés psicológico que llegó el momento en el que pensaba si realmente quería otro bebé. Claro, después de tener a mi segunda hija, me enteré de que estaba de nuevo embarazada a los 4 meses de nacida, por algo pasan las cosas y yo en aquella época no sabía nada de astrología, pero de haberlo sabido, estoy segura de que lo hubiera intentado.

Nota: * No podemos pasar por alto que hay aspectos astrológicos no armónicos que deben de ser tomados en cuenta al momento de la concepción pues estos podrían poner en riesgo el embarazo*

Y con mucho gusto te comparto la página del Doctor Jonas para que la investigues, el video de presentación de este método me encantó. https://www.iconceive.com/

Y vaya, como dije en un principio, la astrología es usada desde épocas ancestrales y a la fecha, sigue teniendo un propósito en nuestras vidas.

Con mucho cariño para Mamá Artesanal,

Marvi Cardona de Cuarto para la Luna